Senerysol Colombia. Energía Solar para empresas y hogares

¿Cuáles son los retos que tendrá el nuevo gobierno de Colombia en materia de energías renovables?

Visto en Review Energy

Tras dos intentos fallidos, Gustavo Petro ganó las elecciones del pasado 19 de junio.  El presidente electo de Colombia se posesiona en el cargo este 7 de agosto de 2022, cuando iniciará su gobierno hasta 2026.

El nuevo gobierno se encontrará con un país que ha apostado por la transición energética durante los últimos cuatro años. El gobierno de Iván Duque deja un sector energético y minero transformado y diversificado, por lo que espera continuidad en los próximos cuatro años.

Diego Mesa, ministro de Minas y Energía de Colombia, destacó “los grandes avances en transición energética, donde dejamos el marco normativo y fiscal más atractivo de América Latina para la inversión privada, y dejamos proyectos en operación, construcción y adjudicados por más de 2.500MW para 2022 y 4.500MW para 2023”.

Hoy, el gobierno Duque deja proyectos de energías renovables no convencionales adjudicados en 3 subastas, la hoja de ruta para el hidrógeno de cero y bajas emisiones, la adjudicación de la primera subasta de almacenamiento de energía a gran escala con baterías de América Latina, los primeros proyectos de geotermia del país y las primeras plantas de biomasa.

Los retos de Petro

Aunque Colombia es un país “limpio” frente a la producción energética con alrededor de un 70% de generación a partir de fuentes hídricas, hay un proceso de transición diferente que necesita seguir creciendo en materia de renovables no convencionales.

Según el Viceministro de Energía, Miguel Lotero “el objetivo de la transición energética de Colombia está muy marcado por la diversificación en la matriz, la complementariedad y la confiabilidad. En ese sentido, las renovables se vuelven un factor muy importante.”

Lotero afirmó que es importante seguir con el legado que ha dejado el gobierno de Iván Duque, puesto que son las renovables las que se encargarán de esa complementariedad de las fuentes hídricas y térmicas de Colombia.

“Hoy en día nosotros nos volvemos un socio importante pues geográficamente tenemos una posición importante con salida a dos océanos y con un mercado relevante para el hidrógeno que va a ser un energético altamente demandado por los países industrializados y ahí creo que tenemos un muy buen punto de conversación”, aseguró el Viceministro de Energía.

Mientras tanto, la Directora de la Cámara de Hidrogeno de Andi-Naturgas, Karen Peralta, reconoció los importantes avances en materia de energía en los últimos cuatro años, no solo con la integración de renovables sino con el despliegue de nuevas tecnologías como el hidrógeno.

Por lo tanto, para Peralta, desde el sector privado hay un amplio interés para desarrollar proyectos de hidrógeno tanto verde como azul y en adelante se va a requerir un marco regulatorio de hidrógeno que incentive tanto la oferta como la demanda.

Según ella, también será necesario “un sandbox regulatorio que facilite proyectos piloto de blending de hidrógeno con gas natural en un sector tan estratégico como la distribución de gas”.

SER Colombia, la Asociación de Energías Renovables Colombia, que agrupa a más de 80 empresas que participan en proyectos de generación de energía renovable en el país, dio a conocer algunos otros retos como mantener y extender de manera sostenida y prolongada en el tiempo los incentivos tributarios que se han otorgado con éxito a las tecnologías renovables no convencionales.

La Asociación también insistió en que se requieren más subastas de contratación a largo plazo, coordinadas por el gobierno o las que se puedan desarrollar desde el sector privado, que permitan contratar energía y venderla a largo plazo.

Por su parte, Milton Fernando Montoya, Director de investigaciones del Departamento de Derecho Minero-Energético de la Universidad Externado de Colombia, sugiere que es necesario seguir trabajando en los procesos de socialización y relacionamiento comunitario con las poblaciones que se encuentran en áreas circundantes a los proyectos, hay que fomentar más proyectos eólicos offshore y seguir impulsando nuevas tecnologías como la del hidrógeno.